viernes, 31 de octubre de 2014

Nominaciones Al Grammy Latino despertaron a Ronald Borjas, Mariana Vega y Julio Cesar

Más de 10 venezolanos competirán por el Gramofono esta año

El Universal: En el quinto sueño. Bajo las sábanas. Apenas despertando. E incluso en el baño. Así recibieron los 11 artistas venezolanos sus nominaciones a los premios Grammy Latinos, que fueron dadas a conocer ayer por la Academia de la Grabación de Estados Unidos en un video retransmitido por Internet, así como en las redes sociales.

Entre risas, Ronald Borjas confiesa que se levantó de la cama para ir al baño, tomó su celular casi como un autómata, y se percató de que tenía un mensaje del cantante, bailarín y amigo suyo Víctor Drija, quien le escribió desde China que acababa de ser nominado en la categoría de Mejor Canción Tropical por Te doy mi voz.


"'¡Felicitaciones!', me escribió. Y yo no entendía de qué me estaba hablando. '¡Chico, estás nominado al Grammy! ¡No me digas que te estás enterando por mí! Entonces vas a tener que decir en todas las entrevistas que fui yo quien te lo informó', me dijo después", cuenta Borjas, quien agrega que no puede pedirle más a la vida. 

"Estoy feliz, porque ha sido muy poco tiempo. Yo no me esperaba esto, porque apenas tengo nueve meses como solista, es mi primera producción, y mi primer sencillo promocional, y haber clasificado y competir con más de 5.000 artistas nuevos es una gran bendición", explica el exintegrante de Guaco.

Mariana Vega también estaba dormida cuando se dieron a conocer las candidaturas. Así que su esposo, el empresario de medios Sergio Pizzolante, se acercó a la cama y comenzó a pellizcarle la cara para darle la noticia de que acababa ser nominada en las categorías de Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo por Mi burbuja y Mejor Nuevo Artista.
"¡Imagínate qué alegría levantarse así!", dice Mariana Vega, quien jura sentirse feliz por compartir además la nominación con la trompetista Linda Briceño.
Briceño usó su Facebook para declarar su emoción: "Quiero agradecer a todos mis músicos; los verdaderos responsables de esta nominación".
Soñando, como en su disco, estaba Julio César cuando la Academia de la Grabación anunció que estaba nominado en los rubros de Mejor Álbum Tropical Contemporáneo por Todo empieza soñando, y Mejor Nuevo Artista. Pero apenas despertó, el cantante venezolano se vio inundado de mensajes de textos de artistas y amigos.

"Creo que estas nominaciones son producto del esfuerzo, la dedicación, del cariño y del talento de todos los que me acompañaron en la realización del disco: el productor Yasmil Marrufo, el ingeniero de mezclas Boris Guinand, el coautor Luis Enrique, Alex Cuba y Jorge Luis Chacín. Yo le doy gracias a Dios por esto", apunta Julio César, quien competirá precisamente con Jorge Luis Chacín en la categoría de Mejor Álbum Tropical, mientras en la categoría de Mejor Nuevo Artista se enfrentará a sus compatriotas Mariana Vega, Linda Briceño y Aneeka.

A Jorge Luis Chacín lo despertó un amigo para darle la buena nueva: está nominado en las categorías de Mejor Álbum Tropical Contemporáneo y Mejor Canción Tropical por Regalo (junto a Fernando Osorio).
"Yo no soy fanático religioso, pero soy muy creyente y tenía tranquilidad porque sabía que había hecho un trabajo con mucho amor y con mucho esfuerzo. Yo llevo casi cuatro años haciendo este disco, sacando, metiendo canciones, así que hablé con Dios antes de acostarme y le di gracias porque lo que pasara era lo mejor y lo iba a recibir con cariño. Tuve un sueño bien profundo, y despertar con dos nominaciones es una sorpresa.
Probablemente Dios también tuvo que ver con la nominación de Marcos Witt, cantautor de música cristiana nacido en Barinas, quien compite este año en la categoría de Mejor Álbum Cristiano por Sigues siendo Dios, renglón en el que ha ganado en cinco oportunidades.


A Edwar Ramírez, Rodner Padilla, Héctor Molina y Jorge Glem, todos integrantes de la agrupación C4 Trío, los sorprendió la noticia de que tenían dos nominaciones (por Mejor Ingeniería de Grabación y Mejor Álbum Folclórico) en la ciudad de Nueva York, donde se encuentran en plena gira. "¡Imagínate, estamos súper felices! Estábamos dormidos. El primero que se despertó fui yo y de inmediato revisé el Twitter, y enseguida llamé a los muchachos, que están súper felices. Ahorita estamos celebrando este 'notición', que nos llena de alegría porque fue un disco que hicimos con nuestro hermano "El pollo" Brito con mucho cariño, y de la mano de nuestro cuatro venezolano. Y este son el tipo de cosas que te dicen que con nuestra música venezolana sí se pueden lograr cosas buenas".

"Esto lo que nos da es más ganas de seguir trabajando", agrega Jorge Glem, quien asegura que ya tendrán tiempo de planificar el viaje a Las Vegas.


Por su parte, Luz verde, banda venezolana de rock radicada desde hace 10 años en Barcelona, España, aparece por primera vez en el apartado como Mejor Álbum de Rock por su producción El final del mundo Vol. II: Nada es imposible. Por encontrarse al otro lado del charco, la noticia no les agarró en los brazos de Morfeo.

"No hemos tenido momento de procesarlo porque yo me enteré camino al ensayo y los otros cuando ya habían empezado a tocar", contó Eduardo Benatar, baterista del grupo fundado en Caracas en 1995.

"Me parece genial que la música venezolana, en sus diferentes géneros, esté siendo recononocida a nivel internacional (...) porque independientemente de la situación del país, la cultura está en un momento saludable", reflexionó el músico en nombre de sus compañeros Wilbert Álvarez (guitarra y voz) y Carlos Mendoza (guitarra y voz), quienes se estarán peleando el galardón con grandes del rock como Bunbury, Doctor Krápula, Don Tetto y Molotov.
La agrupación La Vida Bohème también luchará por inscribir su nombre como Mejor Video Musical versión corta por Flamingo, cortometraje animado dirigido por el caraqueño Carl Zitelmann.
.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario